Era...

Era una huida,
 la forma de escapar de mis rutinas,
cuando las cotidianeidades se hacían carne,
y la poesía necesaria.
Era mi oasis, 
el espejismo en el desierto de mi realidad,
mis cuentos y mis músicas.
Calles de otros lugares,
sonidos y aromas de otros tiempos,
en los que me hacia bien,
y me daba la mano.

4 comentarios:

  1. Y aveces el todo en uno, se conforma de cosas tan sencillas y tan valiosas. No?
    Hermosas palabras amigo!
    Te quiero


    La Negra marida productoril.

    ResponderEliminar
  2. Me quedé atrapada acá: "Era mi oasis, el espejismo en el desierto de mi realidad, mis cuentos y mis músicas."

    GRACIAS!

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno el blog, te dejo el mio

    http://cordurainsana.blogspot.com/

    Nos leemos, saludos.

    ResponderEliminar
  4. era y es el amor nene,,,

    qué bueno haberte servido en una noche calurosa,,,
    sabe que siempre sos bienvenido

    besosos desde mi siesta

    ResponderEliminar